Blogia
Niños con necesidades especiales. La adopción de los marginados

Adopción de menores con necesidades especiales

Adopción de menores con necesidades especiales

"Terminaban las vacaciones y de vuelta a mi cotidiana realidad, dejaba atrás la otra, la de ellos. Las mieles de la abundancia ocultaban o transformaban en anécdota la experiencia vivida, lo aprendido. Con los años, lo viajes aumentaron, los lugares fueron más y todos, desde el objetivo de la cámara de los turistas diferentes, pero con una aterradora similitud que los igualaba en el más bajo de los niveles sociales. Los más pobres entre los pobres, donde la dificilísima supervivencia pasa por elaboradísimos trabajos artesanales muy complicados para los que apenas pueden desplazarse."

  

Aunque desde hace unos años las familias que optan por la adopción en nuestro país ha ido en aumento y son muchas las que optan por la adopción internacional como vía alternativa a la adopción en nuestro país, más limitada y con mayor tiempo de espera, existe un colectivo de niños que siguen esperando el amor de unas familias que quieran acogerlos en su seno. Se trata de lo que se conoce como el colectivo de menores con necesidades especiales.

 

Antes de dar el primer paso a la hora de comenzar un proceso de adopción es recomendable que las familias conozcan todas las alternativas que existen hoy en día. Comúnmente cuando pensamos en adopción nos planteamos dos alternativas: optar por la adopción nacional o la adopción de un niño o niña de un país extranjero. Sin embargo, pocas veces nos acordamos de ese grupo de niños que esperan en alguna institución a que una familia quiera acogerlos como un miembro más, niños que por sus circunstancias especiales ven pasar el tiempo sin el cariño y el calor de un hogar. A este grupo pertenecen niños con necesidades especiales, que pueden variar dependiendo de diversos factores:

 

•Menores de edad algo más avanzada, pre-adolescentes o adolescentes.

•Grupos de hermanos.

•Niños pertenecientes a una etnia o grupo cultural minoritario.

•Menores con algún tipo de disminución física, psíquica o sensorial.

•Niños con trastornos de conducta o emocionales.

•Niños que sufren algún tipo de enfermedad crónica.

 

Estos pequeños tienen mayor dificultad para encontrar un hogar, muchas veces causado por el desconocimiento por parte de las familias que quieren adoptar y a pesar del esfuerzo de los organismos oficiales de muchas Comunidades e instituciones por su promoción a base de campañas informativas y de concienciación. Si crees que tú puedes ser una de las personas preparadas para querer y acoger a alguno de estos niños que realmente esperan una familia, no dudes en consultar a la autoridad encargada de tu Comunidad o a alguna de las tantas asociaciones que te pueden informar y ayudar con su experiencia en tu toma de decisión.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Juan Carlos Serrano -

La historia de mi tocayo me ha impresionado, es de las que devuelven la fe en la humanidad. Realmente enternecedora. Enhorabuena
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres